Durante el primer trimestre de embarazo comienzan los primeros cambios en el cuerpo de la futura mamá. 

Inestabilidad emocional, cambios de humor y cansancio son algunos de los cambios habituales. Se deben a la alteración hormonal que se produce al comienzo del embarazo. 

Te ofrecemos los mejores remedios para aliviar las molestias del primer trimestre:

Cansancio. Es muy común sentirte cansada y somnolienta durante el primer trimestre. El mejor remedio: intenta dormir siesta siempre que puedas, ayudará a que te sientas con más energía el resto del día.  

Dolor de pechos. Al comienzo del embarazo los pechos aumentan de tamaño, por lo que podrías notar tensión mamaria y tirantez. La areola podría volverse más oscura y las pequeñas glándulas areolares (pequeños granitos que rodean al pezón) se podrían hinchar. Esto ocurre por la preparación del pecho a la lactancia. En cuanto a esto, existen algunos remedios para aliviar las molestias del primer trimestre. Una de ellas consiste en aplicar cremas hidratantes indicadas especialmente para el pecho. De esa manera, evitarás la pérdida de firmeza y que tiendan a caer tras el parto.  A mi personalmente me han gustado mucho las siguientes (recomendadas por especialistas): Crema Antiestrías Velastisa (Isdin)Mustela Crema antiestrías, Trofolastin Anti-estrías.

Ganas constantes de orinar. Según vaya avanzando el embarazo irás notando que las ganas de orinar irán en aumento a medida que aumenta el tamaño del útero. Aún así, se recomienda beber aproximadamente 2 litros de agua al día para mantenerte hidratada y evitar la retención de líquidos. Evita aguantar las ganas de orinar ya que pueden ocasionarte algunos problemas como infección de orina.

Náuseas y/o vómitos. Muy común durante el primer trimestre, sin embargo suelen desaparecer tras el tercer mes de embarazo.

En caso de notar náuseas durante la mañana, el mejor remedio consiste en tener galletas (tipo maría) o galletitas saladas en la mesa de noche y comer unas cuantas nada más despertar, antes de levantarte de la cama, para elevar el azúcar en sangre. Evitarás así que las náuseas vayan en aumento. Se recomienda desayunar sin líquidos, es decir, desayunar sólido y al cabo de 30 40 minutos tomar algo líquido, pues el mezclar líquidos y sólidos en el desayuno hará que te notes más revuelta.

Si cuando peor te sientes es después de las comidas, con náuseas y/o vómitos, es importante que analices qué sabores pueden estar agudizando esa sensación de náuseas. En muchas ocasiones no nos damos cuenta pero hay olores o sabores que nos pueden provocar malestar en un momento dado. Lavarse los dientes 20-30 minutos después de las comidas podría ayudar a mitigar las náuseas.

Si en tu caso notas que las náuseas se agudizan a lo largo del día, persistiendo durante la mayoría del tiempo, es recomendable hacer pequeñas comidas cada 2 o 3 horas en lugar de pocas comidas y abundantes. Trata de beber agua a pequeños sorbos (en caso de que las náuseas no te permitan hacerlo de manera normal) para mantenerte hidratada. Trata de llevar una alimentación saludable, con proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables. Evita la comida precocinada, las frituras, bollería y grasas saturadas en general.  
Intenta incrementar la vitamina B6 en tu dieta tomando plátanos, cereales integrales y salvado, frutos secos (las semillas de girasol, avellanas o anacardos son los que más contienen vitamina B6) y judías o legumbres (especialmente garbanzos y lentejas).

 

Molestias en las encías. Durante el embarazo es muy común tener las encías más sensibles, inflamadas e incluso notar que te sangran con el cepillado. Algunos remedios para aliviar las molestias del primer trimestre referidas a las encías serían:

  • utilizar un cepillo suave y
  • tratar de no cepillar de manera insistente en la zona inflamada.
  • Si las molestias persisten sería recomendable acudir a tu médico para que valore y paute tratamiento.

Mayor apetito.  En el primer trimestre, por lo general se suele notar mayor apetito aunque hay quienes notan lo contrario. Es preferible fraccionar las comidas durante el día.  Haz comidas más pequeñas en lugar de comer pocas veces al día pero en cantidad abundante. Comer con más frecuencia pero con cantidades más pequeñas hará que te sientas saciada. También evitarás las náuseas (en caso de padecerlas) y te ayudará a mantener tu nivel de azúcar.  

Mareos y aturdimiento. Otro síntoma muy común en el embarazo es sentir mareos. Cuando esto te ocurra trata de recostarte boca arriba y coloca las piernas en alto.
Para evitar mareos intenta evitar pasar mucho calor, pues hará que tu tensión baje. Es muy importante que te sientes y eleves las piernas cuando notes que te puedes desvanecer. Se trata de evitar la caída y lastimarte.

 

Cambios y molestias estomacales. Es bastante frecuente que el tránsito cambie en esta etapa, ocasionando estreñimiento en la mayoría de embarazadas. Los mejores remedios para aliviar las molestias del primer trimestre, en cuanto a molestias estomacales se refiere, son:

 

Digestiones pesadas. Síntoma muy común. Es mejor evitar comer chocolate, comidas picantes, frituras y bebidas gaseosas, entre otros. Es aconsejable no acostarse tras haber comido, lo ideal es esperar dos o tres horas. Algunas infusiones van muy bien tras la cena, pues ayudan a la digestión, como la manzanilla.